Girar la mirada, puede ser la mejor estrategia

En situaciones complicadas quizás el solo girar la cabeza, el solo mirar en otra dirección, cambiar el rumbo de la mirada nos puede hacer pasar del miedo al amor, pasar de la incertidumbre a ver la solución.

Sólo cuando nos permitimos parar podemos encontrar rincones bonitos, diferentes, sugerentes…

Cuanto antes aprendamos a parar en esos momentos de miedo, dolor o tristeza.

Cuánto antes sepamos tomar consciencia de lo que estamos sintiendo antes podremos reconocer esa emocion, abrazarla y tomarla de la mano.

Y seguir, seguir nuestro Camino, avanzar hacia nuestro sueño.
Y esto es confiar, soltar el control y dejarte llevar.

Deja una respuesta