¿Qué hacer en los momentos de oscuridad?

Y la Vida nos hace elegir.

Y la Vida nos presenta oportunidades.

Y la Vida nos ofrece personas, momentos, vivencias.

Y otras veces la Vida nos frena, nos para, nos hace encontrarnos con nosotros mismos, afrontar nuestra tristeza, nuestro dolor, nuestros traumas.

Y las emociones en cada momento nos hacen estar de una manera u otra. Y hay veces que podemos decidir la fortaleza, la sonrisa y la paz y otras veces estamos tan metidos en nuestras miserias que no vemos la salida.

Y hablamos y contamos y buscamos fuera lo que realmente está dentro. Y nos olvidamos de nosotros para volver a hacer lo que esperan de nosotros. Y es entonces cuando te encuentras realmente solo porque no compartes su visión y porque no estás tampoco en ti.

Qué hacer en estos momentos? Darte la oportunidad de estar contigo, estar en ti, busca silencio y permitete escucharte.

Somos sabios, todo está en nosotros. Estoy sorprendida por encontrarme de nuevo en esta situación, sé que saldré reforzada pero mientras…es duro. Pero mientras es soledad y tristeza.

Pero mientras es darte el permiso de ser humana, de sentir y llorar.

Estoy convencida de que saldré reforzada y con una visión más clara de mis próximos pasos pero mientras me daré el permiso de sentir, de mirar solo por y para mi. Supongo que es nueva etapa, supongo que es un punto de inflexión y que si o si tenia que llegar.

Así que…lo asumo,. Asumo que estaré al fondo de la piscina, asumo que todo está en mi y que sin darme cuenta me he ido dejando llevar, dejando de amar.

Por los demás, por miedo a la soledad, por tener y no por ser y ahora es el momento de volver a mi con más fuerza que nunca porque solo Yo tengo la llave, solo Yo realmente miro por y para mi. Y ya vendrá quien tenga que venir cuando tenga que llegar .

Y ya veré hacia donde ir, hacia donde seguir y mientras voy a darme el permiso de estar por y para mi.

Gracias a la Vida que me pone estos retos, que me dá lo que necesito para seguir creciendo porque sé que saldré reforzada y sé que cada día es mejor que el anterior porque cada día crezco y sano caigo y me levanto.

Porque no se puede estar más orgullosa de uno mismo, porque cada día me quiero más.

Deja una respuesta