Gracias, hasta pronto tía

Te quiero Tía.
La Vida nos está poniendo un reto muy duro: dejar ir a nuestros seres queridos como vinieron al mundo, solos.
Ya no es solo afrontar la pérdida, es no poder encontrar consuelo ni calma en el otro. Un abrazo, un beso, una mirada, el calor del amor.
Ahora solo nos queda vivir en soledad la tristeza, la desazón, la impotencia del momento,
de la situación tan compleja
que estamos viviendo.
Es muy duro no poder dar consuelo al tío y a los primos porque sabemos lo que es perder a una madre y podemos sentir por lo que están pasando…
Mi madre y mi tia eran inseparables y durante estos casi 11 años que ya no está mi madre, la tia siempre me decía lo mucho que la echaba de menos…ahora seguro que ya están juntas, abrazándose, supongo que contemplándose y amándose junto a mi padre, su hermano.
Os queremos, os echamos de menos. Dadnos luz, amor y sabiduría porque nos tocan tiempos duros, momentos complicados y difíciles de gestionar.
Descansa en paz querida Tía, te quiero y se que tú a mi también .
Ayuda y dales toda tu fuerza al tío y a los primos porque
te van a necesitar.
Me siento muy orgullosa de mi familia , somos fuertes,
muy fuertes, quizás,
demasiado fuertes.
Gracias por tu cariño, por tu consuelo, por tu alegría,
por tu amor incondicional.
Te quiero, te quiero, te quiero
descansa en paz, te quiero
mi querida y amada Tía.

Deja una respuesta