Y tú, ¿quieres ser un ser «contracorriente»

Qué pensaría una persona que no conociese la vida del salmón?

¡Qué pez más raro que nada contra corriente!
¿Qué estará buscando luchando frente a las cascadas, a los saltos de agua?
¿Qué motivos tendrá que ni las águilas ni los osos le hacen parar en su empeño de ir «contracorriente»?

Pues seguro que es lo que piensa la mayoría cuando algunos sentimos la necesidad de romper con todo o cuando algunos decidimos parar y ver nuestra vida o cuando decidimos coger la riendas de nuestra vida.

Somos seres «contracorriente», raros que nos planteamos hacer las cosas de manera diferente.

Y durante el proceso incluso podremos inspirar lástima o ternura (por decir algo menos triste) pero la gran suerte es que lo sentimos con tanta fuerza que no hay cascada, ni oso, ni águila que nos haga parar porque la fé en nosotros, la confianza en que lo que sentimos es lo que tenemos que hacer que, además… disfrutamos del camino.

Si estás en esa primera etapa de saber, de sentir que algo tienes que hacer, que sientes que mereces algo mejor, que sientes que tienes todavía mucho que aportar, que quieres coger las riendas de tu vida y no sabes por dónde empezar…

Te ofrezco mi experiencia, mis conocimientos y mi formación y te digo desde ya que si yo he podido, tú tambien puedes.
Y hoy puedo decir bien alto que soy una persona feliz, totalmente feliz y lo soy independientemente de mis circunstancias externas.

Deja una respuesta